martes, 9 de abril de 2013

Hessel, un luchador con valores




Ha muerto Stéphane Hessel, un hombre coherente con sus principios y que, ya al filo del final de su vida, con su libro Indignaos se convirtió en portavoz y expresión del descontento de amplias capas de la sociedad frente a un capitalismo salvaje que, con la complicidad de los gobiernos, iba destruyendo una tras otra las conquistas sociales que, con enormes sacrificios, habían permitido construir sociedades más igualitarias, más democráticas y más justas.
Participó en la Resistencia francesa, fue detenido y torturado por los nazis y estuvo preso en los campos de Buchenwald y Dora-Mittelbau. Tras la derrota de las potencias fascistas, participó en la redacción de la Declaración Universal de Derechos Humanos aprobada por la ONU en diciembre de 1948.

Su profundo humanismo y sentido de la justicia le llevó últimamente a participar en el Tribunal Russell sobre Palestina. Sus posiciones sobre el llamado conflicto palestino-israelí fueron evolucionando desde su inicial compromiso con la creación del Estado de Israel, que vio entonces como una justa compensación a los sufrimientos del pueblo judío durante la Segunda Guerra Mundial, hasta su toma de conciencia de la injusta expulsión del pueblo palestino de las tierras que habían trabajado durante generaciones, del hacinamiento en que viven los desplazados de 1948 en campos de refugiados y del continuado saqueo del territorio y los recursos palestinos a manos de la fuerza ocupante como consecuencia de la falta de reconocimiento de un Estado palestino.

Quizá su último libro fuera El superviviente y el exiliado, en el que conversan Hessel, el superviviente de los campos de exterminio, y Elias Sanbar, el exiliado que con apenas 14 meses tuvo que abandonar su hogar en la ciudad de Haifa ante el avance de las tropas israelíes.



De este libro, que revela la evolución intelectual del autor a lo largo de cincuenta años, iremos avanzando parte de su contenido.

A continuación incluimos algunos vídeos con intervenciones (en francés) del autor de Indignaos:







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada